El día 6 de Julio marcará un antes y un después en el volcán que estalló tras la muerte de Sara Gómez, el 1 de enero de este año, las condiciones para la tragedia fueron perfectas, y la reacción de la familia de Sara Gómez, su Padre Damián, su Madre Feli, Nora su hermana y Rubén su hermano, además de Gloria su tía y madrina, así como otros familiares y amigos directos, fue determinante para este logro Parlamentario, fue y es una reacción altamente digna, luchadora incansable y que ha unido a cientos de miles de personas de todo el mundo en torno a esta tragedia que exige consecuencias en todos los órdenes.

Miles y miles de personas son damnificadas por la avaricia en este mercado suculento de la cirugía estética, son muchos los aspectos a investigar aún, es ahí donde en la letra chica, la administración y los responsables políticos tienen, tendrán que mojarse. El corporativismo, los lobbies de poder, la posible corrupción, prevaricación etc. el volcán tiene que hacer salir y arreglar para siempre, para que no hayan más Saras, ni otros nombres anónimos que, sin llegar a la consecuencia de muerte, si tienen las vidas amargadas, destruidas, temporalmente o para siempre.

A la emoción y la satisfacción del avance histórico del día 7 de Julio en Cartagena ya que sumarle más acciones, en la puerta de la Asamblea Regional donde estaban concentradas las personas que acudieron a arropar siempre a la familia de Sara, estalló una reacción de alegría, de logro, de agradecimiento por ese acuerdo unánime que sienta un magnífico precedente para otras comunidades autónomas en las que se abre esa sensibilidad hacia un sector – selva en lo económico en otros aspectos, debemos celebrar ese logro, hay que añadir otros compromisos y acciones por parte de las administraciones y representantes políticos, otros compromisos inherentes al acuerdo unánime de los grupos parlamentarios de la Asamblea Regional de la Comunidad autónoma de la Región de Murcia, toca dar agilidad en el procedimiento legislativo nacional, también comprometido por el Director de Gabinete del Palacio de la Moncloa, decisión firme en la apertura del lógico expediente disciplinario al anestesista, y un largo etc. que tiene en su tejado la administración, y nuevas acciones que irán aflorando en este proceso tan intenso de lograr justicia para Sara y que no hayan más Saras.

Es también de justicia y es imprescindible el cese de José María Ferrer Cazorla, para “sanear” la herida de todo lo ocurrido en ese quirófano aquel día en un hospital, Virgen de la Caridad, los protocolos en el uso privado de quirófanos…

El satisfactorio acuerdo unánime de la Moción Sara del pasado 6 de Julio en la Asamblea Regional marca una etapa muy positiva y es el comienzo de un proceso de decisiones en el que todos tendrán que acreditar ser consecuentes con lo manifestado y acordado.

Murcia 07 de julio de 2022.

Comparte este contenido en tus redes sociales:
Abrir chat