Murcia, 14 de septiembre de 2022

La UNANIMIDAD, es lo que pide la familia de Sara al Congreso de los Diputados.

¡No más muertes por negligencias médicas a causa del intrusismo profesional en el sector de la cirugía estética!

Este martes 13 de septiembre se defendió y debatió en el Congreso de los Diputados la proposición no de ley, misma que será votada mañana jueves 15. La familia de Sara asistió al debate y se le recibió en el hemiciclo. Mismo en el que solicitaron como dicta el titulo de esta nota la UNANIMIDAD en la votación

Es necesario se regule de una vez por todas la medicina estética en España. Tanto la actividad profesional de los médicos que ofrecen sus servicios en este sector así como la actividad comercial de las clínicas que se dedican o brindan entre sus servicios de cirugía estética, con el fin de garantizar la calidad de la atención y salvaguardar la vida de los consumidores, quienes en muchos casos se ven inmersos en graves consecuencias para su salud, imagen y, por si no fuera poco, colocan en grave riesgo su vida al confiarla en pseudo profesionales que carecen de toda licencia u especialización para realizar intervenciones quirúrgicas gravemente invasivas.

Se deben de establezcan criterios claros que impidan de una vez por todas el intrusismo. Se debe exigir la obligatoriedad de la posesión de una especialidad médica reconocida y así también las clínicas que brindan el servicio u alquilan sus consultorios se vean obligadas a realizar las verificaciones correspondientes a los médicos. Solo así se logrará evitar más negligencias y dar las garantías necesarias a los usuarios.

Como recordamos más de una vez, Sara falleció producto de una presunta negligencia médica, en manos de un pseudo médico, el cual no contaba con ninguna experiencia ni especialidad para realizar este tipo de intervenciones, la clinica tampoco realizó las verificaciones necesarias para alquilar el quirófano, fue engañada. Producto de este engaño es que recibió múltiples punzadas, las cuales le perforaron de manera irreparable distintos órganos. Riñón, hígado, duodeno, colon e intestino, según dictó el parte médico. Murió desangrada.

Desde la UCERM también alzamos la voz junto a la familia de Sara y las de cientos de víctimas. Pedimos a las agrupaciones políticas la unanimidad. No debemos permitir que se repitan más casos como este.

Comparte este contenido en tus redes sociales:
Abrir chat