LIBERTAD DE EXPRESIÓN

LA VOZ DE SARA CRECE Y CRECE Y NO SE CALLA, AL REVÉS, YA ES UN SÍMBOLO DE SEGURIDAD JURÍDICA, DE PROTECCIÓN LEGAL, DE DISCIPLINA DE MERCADO

La actitud del director del Hospital Virgen de la Caridad de Cartagena, desde el fatídico día 2 de diciembre de 2021, fue incalificable, inaceptable hacia la familia de Sara Gómez, ella recibió 28 punzadas en órganos vitales en un quirófano de ese hospital.

Ferrer se permite demandar a la hermana de Sara, Nora al hermano de Sara, Rubén y al Presidente de la Unión de Consumidores de España RM, Pedro Valera.

EL HOSPITAL HA BAJADO EN FACTURACIÓN Y NOS CULPA POR ELLO

Rebuscan en redes sociales y medios de comunicación, retorciendo el sentido de las expresiones y denuncias legítimas, y demanda por que afirma que dañan su honor, que son injuriosas, calumniosas, pero lo que logra extraer  de ese rastreo son opiniones libres, profundamente doloridas, es absurdo pretender demandar a la familia de Sara, porque han bajado la facturación a consecuencia de las manifestaciones y opiniones libres y sobretodo responsables de LA VOZ DE SARA y de Unión de Consumidores de España RM ¿acaso se podía esperar algo distinto de Ferrer?

Unión de Consumidores de España RM solicitó al Consejero Delegado del anterior grupo, dueño de la gestión del Hospital Virgen de la Caridad de Cartagena, el cese de Ferrer, también lo ha solicitado al nuevo propietario del mismo, esperamos sentido común a la Consejera Delegada de la nueva compañía.

¿Quién hay tras la figura todopoderosa de Ferrer?  Es interesante tener esa información.

Más preocupado por su propia imagen que por el impacto social, emocional, de alarma social, inseguridad jurídica de la familia, la desintegración de un núcleo de familia con dos niños menores de edad y un largo etc.

Lo que considera que ha dañado su honor, su imagen, y que le mueve a demandar sin pudor a la familia, son comentarios en un grupo privado de Facebook, son declaraciones a medios de comunicación en el ejercicio de la libertad de expresión, son llamadas legítimas al boicot, son peticiones a su cese por considerar que sobran motivos objetivos, expuestos siempre junto a las valoraciones en cada medio y en cada momento.

Todas las acciones y opiniones están dentro del orden de los derechos que nuestra constitución ampara, y que las leyes desarrollan en la potestad de defensa del usuario, sus derechos e intereses, la legitimidad y la responsabilidad han sido y son ejercicio propio de un estado de derecho en el que prevalece el imperio de la ley y es este amparo en el que desarrollamos nuestra misión social.

Por último, recordar aquello que nuestros mayores de generaciones pasadas nos enseñaban, quien quiera hora que la gane.

Comparte este contenido en tus redes sociales:
Abrir chat