Señor Alcalde – Presidente del Ayuntamiento de Molina de Segura, señores/as concejales/as, ante todo quisiera expresar la emoción de intervenir (leer este escrito) en este Pleno del Ayuntamiento de Molina de Segura.

Molina de Segura es desde la década de los 80, impulsado por su ayuntamiento, uno de los municipios de España más destacable y referente en su línea de política municipal de protección al consumidor.

Fue el primer Ayuntamiento en impulsar con decisiones y acuerdos inteligentes y comprometidos, la gestión de la información al consumidor, la formación, la educación y las campañas temáticas de información, con la del fomento “real” de las asociaciones de consumidores, en aquella época, con la Unión de Consumidores de España RM, organización decana de defensa y representación de los derechos e intereses de las personas consumidoras, el convenio de colaboración que vinculaba al Ayuntamiento y A UceRM para la gestión de la Oficina Municipal de Información al Consumidor, fue un hito en aquella época en España, desde Madrid hacia el sur especialmente.

Generó sinergias que favoreció el que las personas consumidoras de Molina de Segura se asociaran más, tomaran más conciencia de sus derechos, que se incrementaran los programas municipales y de participación.

Permítanme rendir en este punto un homenaje póstumo en esta humilde intervención al gran baluarte que lideró esa coordinación municipal a nivel técnico, Jesús Montoya Oribe, miembro de la Junta Directiva Autonómica de la Unión de Consumidores de España RM, fue requerido para el trabajo el Molina de Segura porque era el mejor activo a nivel regional como Director de la Escuela de Consumidor de UceRM, coordinando miles de actos formativos en barrios de toda la Región de Murcia, en centros escolares, en asociaciones vecinales, en escuelas de verano, todo ello enfocado a la formación, información, educación para el consumo responsable; hoy Jesús Montoya representa ese compromiso entero, profesional y emocional, vocacional de servicio público. Este hecho es muy significativo con respecto a la gran apuesta mutua entre el Ayuntamiento de Molina de Segura y lo mejor que podíamos aportar técnicamente, como educador, dinamizador…

Hecho lo que es una emoción en todas nuestras organizaciones, que han configurado otra vanguardia social, consumerista innovadoras, de adaptación a los cambios globales y su repercusión en los modelos de consumo, de retos ante el cambio climático, ante la nueva normalidad COVID 19, ante los nuevos fenómenos del consumo, de nuevos derechos de las personas consumidoras, de nuevas formas de fraude, de abusos, estafas, situaciones de indefensión y nula capacidad de ejercer la defensa efectiva de los derechos e intereses por falta de herramientas, de recursos esenciales, estamos reinventando nuestras potencialidades como ante esta  nueva y compleja realidad, en nuestras organizaciones y que la agrupan en la primera Federación de asociaciones de consumidores y cooperativas de usuarios, Consumeristas de la Región de Murcia: UNIDAD Y ACCIÓN, primer proyecto federativo de ámbito regional y de naturaliza transversal, hoy más que nunca la unión hace la fuerza.

Este modelo organizativo transversal que desde más de 10 años vienen liderando la Unión de Consumidores de España RM, agrupa ya a más de 10 organizaciones con más de 10.000 personas de base social y con solicitudes de inclusión de diversas organizaciones de otras comunidades autónomas y por lo tanto implantación estatal.

Hoy represento a estas organizaciones, pero es válido para todas las realidades asociativas existentes o que intervienen en la Región de Murcia.

La evolución de la Política de Protección a la persona consumidora en Molina de Segura ha sido tan especial que llegó a contar con la sede regional de la Escuela de Consumidores de la Fundación Instituto Murciano de Consumo, sumando a los recursos municipales, unos 30.000 euros al año aportados por el IMC (Instituto Murciano de Consumo) para actividades en colegios de Molina de Segura, en Barrios y centros sociales, pedanías…todo ello con convenios de colaboración coordinados con los respectivos alcaldes y concejales de protección a la persona consumidora, por parte de la Directora del instituto Murciano de Consumo, María José Hernández Peñaranda, que nos han sido solicitados desde diversas comunidades autónomas de España.

La continuidad en el marco de colaboración y la continua definición de retos y acciones en consumo sostenible, educación, cooperativismo de consumo y fomento del asociacionismo ha sido esencial, los Alcaldes y corporaciones sucesivas han sido conscientes y consecuentes con este hacer y dejar hacer por parte de la sociedad en esta materia, Molina de Segura si continua con esos nuevos retos y la estrategia social de fomento del asociacionismo y la participación, puede ser ejemplo en España, en los diversos ámbitos globales Consumeristas de el buen hacer para que los derechos y la defensa de los intereses económicos de las familias, no sean papel mojado sino efectivos y con la correspondiente seguridad jurídica.

Qué duda cabe de que el organismo de la Unión Europea, el objetivo de elevar el nivel de protección de la persona consumidora es de primer orden, no en vano se encuentra en el área de políticas comunitarias junto a la de economía, la realidad económica y su correspondiente mercado de consumo debe contar con un equilibrio para ser un desarrollo socialmente justo, económica y ambientalmente sostenible.

Nuevos objetivos de estos organismos comunitarios y la nueva legislación, amplia la protección a la persona consumidora en cobertura de seguros en viajes durante la pandemia y el confinamiento, amplia los periodos de garantía de los productos del consumo de 2 a 3 años, amplia las alternativas para la resolución de los conflictos de consumo, establece nuevas garantías y seguridad en la vigilancia de los mercados para proteger a la persona consumidora, el dinamismo comunitario en este ámbito es alto y la existencia de un Ministerio de Consumo sin ser apellido de ninguna otra materia competencial, ha definido retos y acciones claros frente al drama de fenómenos como en juegos y apuestas y en trasposición de las directivas comunitarias.

Las corporaciones locales tienen competencias suficientes para aplicar esos derechos y protección social, al ámbito municipal, requiere de lo que fue el inicio de la trayectoria en materia de protección a la persona consumidora a mediados de la década de los 80, determinación y compromiso municipal y fomento del asociacionismo consumerista tal y como también conforman los principios de acción comunitaria y por supuesto nuestros principios constitucionales.

Señores/as concejales/as, es tiempo de unidad y consensos en todos los asuntos que nos unen que son muchos, así lo hemos entendido en nuestras organizaciones al recibir la iniciativa del Portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, Don José Ángel Alfonso Hernández, la primera que recibimos tras realizar propuestas en diversas ocasiones en las últimas corporaciones. Es por lo tanto muy satisfactoria esta iniciativa del Portavoz del Grupo del Partido Popular, es verdaderamente oportuna habida cuenta de que los retos en la nueva normalidad, para las personas consumidoras y el apoyo de sus instituciones, muy en especial su Ayuntamiento, son enormes, son muy complejos y deben fomentar mucho el musculo de la autodefensa en términos de persona y de sociedad, de persona y familia por que los fenómenos son de características rápidas en mercados de consumo volátiles vía internet, comercio on line, fraudes muy refinados, estafas muy profesionalizadas y deslocalizadas y las habilidades para estos nuevos retos deben incrementarse vía formación, educación para la autogestión en esos momentos sin capacidad de reacción para acumular pruebas de las transacciones de consumo etc.

A nivel colectivo requerimos unir esos fenómenos que ocurren tan adentro de los hogares y sus vulnerables economías y cualificación para la defensa en comercio on line y tener la capacidad de acción y de reacción en esos nuevos fenómenos que no pueden ni deben quedar en dramas, frustraciones, indefensión o de posición de inferioridad de la persona sino ser colectivos, compartiéndose las informaciones y realizando acciones colectivas ante los tribunales de justicia (materia impulsada normativamente por los organismos comunitarios).

Nos volvemos a ofrecer y volvemos a ofrecer nuestro apoyo y herramientas para retomar ese espíritu y fuerte voluntad del Ayuntamiento y ciudad de Molina de Segura y situar a la ciudad por su modelo de protección a la persona consumidora, como referente en España en los nuevos modelos y respuestas en el ámbito del consumo sostenible y ante los fenómenos globales como el cambio climático y de nuevos modelos de comercio etc.

Solicitamos pues sin género de dudas y con completa convicción, el apoyo de todos los miembros de esta corporación para aprobar por unanimidad, consenso, la iniciativa del I PLAN MUNICIPAL DE PROTECCIÓN A LA PERSONA CONSUMIDORA DE MOLINA DE SEGURA, que ha liderado hasta este pleno el Señor Concejal Don José Ángel Alfonso Hernández en la cual nos ha acreditado su verdadera sensibilidad con lo que representamos, nuestras organizaciones han recibido con entusiasmo esta iniciativa y se motivarán mucho y se remangarán de inmediato a implicarse y comprometerse en el diseño, la elaboración, la ejecución y evaluación, con todo nuestro potencial y experiencia de 37 años en este ámbito, desde el minuto 1 de ser respaldada si lo tienen a bien todos los concejales de esta corporación por todo lo que nos une.

Pedro Valera Duque

Presidente de la Federación de asociaciones de consumidores y Consumeristas Unidad y Acción.

Comparte este contenido en tus redes sociales:
Abrir chat